5 advertencias que no puedes ignorar para tu boda en una playa cubana

IMG_1778 (2)

Tu obsesión se hará realidad: por fin tendrás tu boda en una playa en Cuba. Y has escogido una de las más hermosas: Varadero. O te inclinas quizás por alguna de los cayos más exóticos del país. Pero debes saber que eso no lo es todo. Además de escoger al fotógrafo profesional perfecto para una boda en la playa en Cuba, debes asegurarte de que tu organizador u organizadora cuide de cada uno de los detalles que garantizarán el éxito rotundo. Te ayudamos a prever esos sucesos desagradables que no pueden darse.

  1. ¿Fotos con público? Es imprescindible que tú y el equipo profesional elegido para organizar tu boda en Cuba no olviden reservar algún espacio apartado en el que las fotografías de tu boda en una playa cubana sean perfectas y logres relajarte. No crean en el azar del momento. Hay verdaderos paraísos que se acaban por la presencia de intrusos, así que no cometas el error de pensar que ese día no habrá nadie en tu lugar escogido.
  2. Zapatos perfectos. No se te ocurra ignorar el sitio en el que has decidido casarte. Nada de zapatos de tacón fino o modelo delicado que pueda hacerte sentir mal en medio de un día feliz. Adáptate al sitio y ve bien cómoda. Planifica todo esto días antes.
  3. Adiós a las colas. Depende de donde piensen construir el altar o la estructura que hayas elegido para jurar amor eterno, pero lo ideal es que tu vestido y el atuendo de tu esposo estén acordes a la arena, el mar y el clima tropical cubano.
  4. Bebidas refrescantes. En medio del sol y la brisa marina, nada mejor que algunos cocteles originales de Cuba. No pongas en riesgo el confort de tus invitados. Sedúcelos con tu idea de estar al aire libre con los complementos ideales.
  5. El fotógrafo completo. No te lances a la aventura de unas fotos tan complicadas por las condiciones del clima y la locación, si no tienes al mejor profesional de la fotografía para bodas en Cuba. Él te garantizará un recuerdo perfecto.