5 consejos para que tu boda sea una “ganga”

 

Las bodas son una quimera a la que nadie quiere renunciar. No importa si la economía de la pareja anda un poco maltrecha, si no cuentan con un apoyo extra de la familia o si tienen otras urgencias como adquirir una casa propia o mejorar las condiciones de la que poseen. Casarse en Cuba es un deseo al que nadie puede resistirse.

Pero como sabemos lo difícil que resulta conseguir que una boda sea barata en Cuba o cualquier lugar del mundo, te aconsejamos con algunas advertencias muy útiles para que el día más feliz de sus vidas no se convierta en una preocupación de meses y deudas por pagar. No te quites el sueño de la boda, pero aprende cómo hacer que te cueste menos.

  1. Adquiere el paquete completo. Si te dedicas a contratar servicio por servicio, la suma final será más alta. Explora entre las diferentes opciones que existen en los sitios que se alquilan para bodas en Cuba y escoge la que te dé más por menos, y garantice calidad.
  2. Diseña una boda única. Alejarte de las tradiciones es una buena idea para que tu casamiento cueste menos. Si preparas una actividad que se parezca a los gustos de ambos, eso les permitirá más sencillez, originalidad y menos gastos, si son inteligentes y creativos.
  3. No temas a especialistas en boda. Con la aprobación de esta figura de trabajador no estatal, cada día aumentan más las organizadoras de bodas en Cuba. Asesórate en sus capacidades para que todo quede a pedir de boca y no cometas errores de inexpertos que pueden salirte más caros que la tarifa de estas profesionales.
  4. Lleva una agenda de gastos. La organización siempre evita muchos males. Ten el control de todo lo que va ocurriendo y evalúa cada paso antes de darlo. Un límite de consumo te ayudará a controlarte.
  5. La boda solo es el principio. Recuerda siempre que lo que ahorres en la ceremonia podrás aprovecharlo luego en vacaciones románticas más extensas y placenteras. Que sea suficiente para sentirte bien ese día sin dolores de cabeza cuando todo pase.