Consejos para hacer el fotorreportaje de una boda

 

Izuky Pérez

El reportaje fotográfico es un medio de narrar determinados acontecimientos a través de imágenes fotográficas. Por lo general, el fotorreportaje tiene un carácter social, y las bodas, precisamente, cuentan dentro de esta categoría. ¿Puede hacerse un fotorreportaje interesante y creativo sobre una boda? Pues si, todo depende de la manera en que abordes el evento y las fotografías que hagas de él.

En el fotorreportaje es importante seguir una secuencia lógica de los acontecimientos, pues no podemos perder de vista que estamos narrando un suceso, y el pública debe comprenderlo a cavalidad.

Debes tener en cuenta que con el fotorreportaje de la boda estás ofreciendo tu visión particular sobre el momento, por eso es importante la espontaneidad, nada de poses forzadas. Debes desplazarte por el lugar y captar los momentos y las composiciones más interesantes, aquellas que verdaderamente te transmitan significados.

Una opción es darle a tu reportaje fotográfico la visión de uno de los novios, ello te creará una estrategia discursiva específica y te llevará a transmitir discursos que pueden ser interesantes.

La técnica es sumamente importante, pero no olvides que estás documentando un suceso que no tiene vuelta atrás, por lo que es apropiado a veces desprenderse un poco de los tecnicismo y prestar atención a lo que sucede a tu alrededor. Por ello siempre es aconsejable trabajar en RAW, que ofrece mayores posibilidades de arreglos posteriores.

Hacer un fotorreportaje es una labor que requiere de desenvolvimiento y habilidad, por lo que cualquier elemento que intentemos llevar con nosotros además de la cámara será una gran incomodidad. Por ello, ante la imposibilidad de utilizar equipos que ayuden con la iluminación es importante aprovechar al máximo la luz natural del lugar.

Un elemento de gran importancia es la creatividad. El fotorreportaje no contempla las fotos reconocidas como tradicionales de una boda, son imágenes que narren el suceso de manera diferente, intentando formular un mensaje. Por ello, el fotorreportero de una boda debe observar las escenas tradicionales de la boda (las firmas, los anillos, el beso) y lograr captarlas de una manera diferente. Ahí radica el mayor éxito del trabajo.

6