Cuidado: 5 formas engañosas de vender cámaras de fotos - Izuky Photography : quinceañeras y bodas en la habana, cuba. Fotógrafo Izuky Pérez

Cuidado: 5 formas engañosas de vender cámaras de fotos

Si estás a punto de comprar un equipo fotográfico te interesará tal vez conocer la verdad que hay detrás de ciertos chollos y gangas que circulan entre las tiendas.

La grandes firmas de cámaras de fotos, las distribuidoras, y las tiendas y canales de venta finales tienen cada vez más presión por vender más cámaras. La competencia entre ellos es feroz, llegando hasta límites a veces fuera de la ética.

Hoy me gustaría prevenirte de ciertas prácticas muy poco éticas que muchas distribuidoras y tiendas de fotografía utilizan para captar clientes y vender más cámaras. Por favor, entiéndeme, si querías comprarte una cámara con esto no digo que dejes de hacerlo. Sigue adelante, pero al menos tu compra será un poco más racional si lees esto

1) Daily Deals, Chollos Diarios

Quién no conoce alguna de estas tiendas online donde cada día traen un artículo a un precio “rebajadísimo”, y donde sólo tienes ese día para adquirirlo a precio de “chollo”. Pues bien, la mayoría de estas tiendas online de chollos diarios son honestas, funcionan correctamente y no se les puede reprochar nada. Lo que sí es cierto es que algunas directamente han decidido hacer uso de la mentira como herramienta de promoción comercial: le ponen a la cámara un precio rebajado supuestamente 100 Euros cuando en el fondo no es cierto, o no del todo.

Ejemplo: te ponen una cámara rebajada a 500 Euros y que su precio estándar en tiendas físicas es, supuestamente, de 600 Euros. Tú lo ves y dices “hombre, 100 pavos que me ahorro y le invito a la parienta a una cena en el Palace, lo va a flipar ya verás, ande hay que darle pa comprar la cámara ésta a vé”. Sí. ¡Listo! Míralo en una tienda aparte, a ver cuánto realmente cuesta la cámara en situación normal. Míralo en otra tienda, y en otra más, y en otra. Contrástalo.

Al final, muchas veces, te das cuenta de que esa cámara jamás había costado esos supuestos 600 Euros. Que su precio estándar, sin oferta ni chollo, era precisamente de 500 Euros. O a lo mejor de 508 Euros y el ahorro es sólo de 8 Euros (adiós cena en el Palace.. bueno, Burger King sí tal vez).

De nuevo, hay páginas de Chollos Diarios que funcionan de verdad, donde los precios son rebajados de verdad. Compruébalo antes de picar. Sólo eso.

2) Día sin IVA

Con el día sin IVA pasa algo parecido. Algunas tiendas declaran el día sin IVA, tú haces tus cuentas y lo ves claro: hay que comprar. Y puede que tengas razón. Lo que sí convendría comprobar de todas la maneras es hasta qué punto el precio sobre el que se va aplicar el descuento del IVA es realmente el precio justo para ese artículo. Ya sabes, no hay un precio justo, pero me refiero a que tiene que ser el precio que esa cámara u objetivo tienen en el resto de las tiendas. A veces puede haber diferencias, bueno vale, pero si coincide que la tienda que oferta el día sin IVA es donde casualmente encuentras el precio más caro.. mmmm.. no sé. Mal asunto.

La próxima vez que asistas a un día sin IVA, haz las compras que tengas que hacer, aprovecha la ocasión, puede ser en efecto una gran oportunidad. Pero jamás vayas sin antes haber comprobado lo que cuesta aquello que quieres en el resto de tiendas.
Por precaución más que nada.

3) Carteles chillones (amarillos y rosas) en los escaparates de los Bazares

Por favor que no se me echen todos los dueños de los bazares al cuello. Lo que voy a describir es una práctica que he vivido en carne propia en más de un bazar de estos donde te venden cámaras, objetivos, lentes de conversión, MP3 y cosas así. Esto no quiere decir que todos sean así, muchos son honestos. Seguramente la mayoría. No sé si lo mío será mala suerte pero aquí lo dejo, para que conste.

El truco de estos señores consiste en que te ponen en el escaparate un artículo (cámara, objetivo, trípode) carísimo y le colocan al lado un cartelito con un precio simplemente IMPOSIBLE. Un precio inimaginablemente barato. Tú lo ves y no te resistes. Entras a la tiendas y amablemente (intentas contener tu alegría) le preguntas al dependiente o encargado: “Perdone, quería la cámara ésta que pone tanto en el escaparate”.

A partir de ese momento ves cómo la cara del dependiente empieza a transformarse de la sonrisa amable a una cara de apuro y lástima mientras te responde: “Ayyy.. Justo esa está estropeada y no me quedan más” o “¡Cachis en la mar..! Esa está vendida”.
Acto seguido continúa “Oiga, le puedo enseñar una más chula y, en proporción, para los extras que trae y tal, casi le sale mejor hágame caso”.

A los 7 minutos sales de la tienda cargado de una cámara que nunca habías querido comprar, habiendo pagado un precio normal o igual de caro que en cualquier otra tienda. Ni chollo ni oportunidad.

4) Cursos de fotografía que no puedes aprovechar

Muchas distribuidoras comercializan cámaras réflex en kit (cuerpo + objetivo) y como gancho comercial ofertan un curso presencial de fotografía, a modo de regalo con la compra de la cámara. Lo que muchos compradores desconocen es que el curso tiene lugar en una ciudad diferente a la suya, y que para poderlo aprovechar tendrían que viajar a Madrid, Barcelona, Sevilla o vete tú a saber.
Nos ha fastidiado.

5) Extras que no necesitas realmente

A veces se nos plantea la duda de cuál cámara comprar, la que viene cuerpo sólo (tal vez con objetivo), o la que trae cámara y objetivo más una serie de extras como estuche, tarjeta de memoria, algún manual, etc.

Antes de precipitarte por esta segunda opción considera hasta qué punto te merece la pena pagar esa diferencia de precio por esos extras. ¿Los vas realmente a aprovechar? Tarjetas de memoria a lo mejor ya tienes de sobra y no te hacen falta, o a lo mejor quieres comprarlas por separado para escoger unas que sean de muy buena calidad. El estuche para la cámara es interesante, pero conozco muchos usuarios que tuvieron que dejar el estuche en un cajón ya que comprobaron, después de pocas semanas, que necesitaban una mochila de verdad donde cupieran cámara y accesorios, una cámara que uno pueda llevar a todos lados, y no un incómodo estuche pequeño.

Al final esto dependerá del caso personal de cada uno, así que valora los extras antes de precipitarte.

Tomado de www.blogdelfotografo.com