El Auto-ISO, uno de los mayores avances en la toma fotográfica - Izuky Photography : quinceañeras y bodas en la habana, cuba. Fotógrafo Izuky Pérez

El Auto-ISO, uno de los mayores avances en la toma fotográfica

Hasta no hace tanto, los modos PASM eran todo a lo que nos ateníamos con nuestras cámaras para realizar la exposición, seleccionando uno u otro modo según la toma que fuéramos a realizar. Durante décadas, no hubo ningún avance en este campo.

El Auto-ISO irrumpió en el mercado hace ya unos cuatro o cinco años, y lo cierto es que lo hizo en silencio y sigue siendo un elemento poco considerado. El Auto-ISO es probablemente el avance más importante para los fotógrafos en estos últimos años y ha cambiado la manera en la que muchos emplean los automatismos para la exposición.

La mayoría entiende, más o menos, lo que es el ISO: una ganancia electrónica aplicada al sensor, una manera de estimular a los fotocaptores para que se vuelvan más sensibles a la luz. Lo importante es que no introduce ninguna variación a nivel creativo en la imagen, por lo que es el elemento sacrificable del triángulo de la exposición.

Podríamos considerar el ISO como el componente de equilibrio en la exposición. Los inconvenientes de elevar el ISO son la aparición de ruido y la reducción del rango dinámico, afectando más lo primero a sensores Canon y lo segundo, a sensores Sony

Cuando tengamos preferencia por realizar tomas con exposiciones creativas (clave alta o clave baja por ejemplo), tomas de estudio, fotografía estática de naturaleza y/o con filtros densidad neutra, el modo Manual sigue siendo el mejor amigo. No obstante, en todas aquellas circunstancias donde la luz varía de manera constante, como fotografía social o fotografía de aves, el Auto-ISO es un auténtico regalo caído del cielo.

El Auto-ISO en la actualidad permite múltiples configuraciones en sus mejores aplicaciones. En todo caso, siempre permite la selección de un ISO máximo y otro mínimo.

Tomado de www.xatacafoto.com