La fotografía conceptual y documental en la 12 Bienal de La Habana. (Continuación)

2.Pedro Abascal

Las fotografías que los artistas Carlos E. Escalona (Kako) y Daylene Rodríguez presentan como parte de las exposiciones colaterales a la 12 Bienal de La Habana en la Fortaleza San Carlos de la Cabaña, se encuentran a medio camino entre lo documental y lo conceptual. Esto nos demuestra que en el arte contemporáneo en ocasiones se torna difícil emitir clasificaciones cerradas. Ambos fotógrafos, teniendo como base una investigación precedente, se valen de imágenes de la cotidianeidad, pero no las proyectan tan cual, sino que manipulan los escenarios y el resultado visual de la imagen en función de potenciar sus discursos.

En su proyecto Gente de Cocodrilos, Kako fotografía a diferentes individuos de la comunidad Cocodrilos ubicada en la Ciénaga de Zapata, Cuba. Las imágenes muestran a cada una de estas personas con la indumentaria propia del trabajo ocupando una posición central en la composición. El objetivo del proyecto radica en mostrar las condiciones de vida en dicha comunidad. Según el artista “la propuesta consiste en una serie de retratos de personajes tipos, que si bien reflejan la particularidad del entorno, trasciende esta condición para convertirse en reflejo de lo humano. A pesar del sustrato documental, las piezas poseen una alta dosis conceptual y simbólica verificable en los distintos niveles de lectura”.

2.Andrés Serrano

Daylene Rodríguez en su exposición Aliento de cenizas ofrece un grupo de fotografías en las que tiene como objetivos acercarse a las condiciones físicas y psicológicas del adulto mayor. Las piezas, concebidas en grandes dimensiones, muestran los rostros de diferentes ancianos. El espectador puede percibir las imperfecciones de la piel, las cuantiosas arrugas como documento del paso inevitable del tiempo, pero lo que mayor impacto causa es la expresión en los rostros de estas personas. De este modo, Daylene nos envuelve en un aura de soledad, tristeza, melancolía que se refuerza con los cristales rotos que agrega posteriormente a las piezas.

Pedro Abascal es uno de los fotógrafos cubanos que con mayor asiduidad ha trabajado la fotografía documental en Cuba a partir de la década de los noventa. En su exposición Un cubano en Beijing (crónica de un viaje), Abascal muestra un grupo numeroso de fotografías que constituyen partes de sus memorias relacionadas con un viaje que realizara a China. Según el artista “cada fotografía de este ensayo fue una experiencia personal en un momento dado y que no intenta definiciones de algún tipo, pues esto supondría generalidades que el individuo desafía por su naturaleza única”.

Como invitado de honor, y evidenciando su raigambre cubana, el fotógrafo Andrés Serrano también muestra una selección de su trabajo en la Fortaleza San Carlos de la Cabaña como parte de las exposiciones colaterales a la 12 Bienal de La Habana. Su exposición Residents of New York muestra un grupo de fotografías de naturaleza documental en las que retrata a diferentes personas sin hogares en las calles de Nueva York. En estas fotografías Serrano logra transmitir la tristeza y soledad de los individuos que son captados por su lente. “Estos retratos brindan un rostro digno a un grupo de personas que son ignoradas y marginadas en la sociedad. Los hombres y mujeres que a menudo son invisibles en las calles ahora exigen una segunda mirada”.