Objetivos Luminosos: ¿Dónde Está el Límite? - Izuky Photography : quinceañeras y bodas en la habana, cuba. Fotógrafo Izuky Pérez

Objetivos Luminosos: ¿Dónde Está el Límite?

6116257416_79cb232468_b-810x540

 

Es habitual hablar de objetivos como más o menos luminosos. ¿Qué significa eso: que unos brillan más que otros? Por supuesto que no, la luminosidad de un objetivo depende de la luz que deja pasar y que, por tanto, actúa sobre el sensor.

En el artículo de hoy vamos a ver de qué depende la mayor o menor luminosidad y hablaremos de algunos de los objetivos más luminosos del mercado. Incluso hablaremos del que, hasta el momento, “tiene el Guiness”, ¿quieres saber cuál es?

La verdad es que llevo un tiempo bastante obsesionado con adquirir un objetivo suficientemente luminoso. Y todo a raíz de haber escrito el artículo Bokeh Con Formas: ¿Un Poco de Bricolaje? y no haber podido obtener un mejor resultado por no contar con un objetivo suficientemente luminoso.

Así que he pensado que a ti también podría interesarte conocer algo de lo que he podido aprender a raíz de la búsqueda iniciada tras esa pequeña “frustración”. Y que, si estás en mi misma situación, puedas conocer algo más sobre cómo está hoy día el mercado.

¿De Qué Depende la Luminosidad de Un Objetivo?

Como ya he dicho, la luminosidad de un objetivo mide la cantidad de luz que éste es capaz de dejar pasar. ¿Y de qué depende esto? Pues, obviamente, de la apertura de diafragma.

Y esta apertura de diafragma, si recuerdas la metáfora del vaso de agua, es la sección del grifo de agua, es decir, el parámetro que marca la cantidad de luz que actúa sobre el sensor por unidad de tiempo.

La forma de medir esta luminosidad, como también sabrás, es a través del archiconocido número f. De modo que a mayor número f le corresponde una menor apertura y viceversa.

photography-458051_1280-734x487

 

¿Cuándo Consideramos a un Objetivo Como Luminoso o No?

Pues, como podrás imaginar, la consideración de un objetivo como luminoso o no, depende de su máxima apertura. Es decir, del número f menor que puede adoptar para una determinad focal. O lo que es lo mismo, de su apertura máxima.

Y sí, hablamos de apertura máxima y no de apertura a secas, porque, al igual que los objetivos zoom pueden variar la distancia focal, la mayor parte de los objetivos pueden variar la apertura de diafragma.

De modo que, a efectos de catalogar a un objetivo como luminoso o no, únicamente nos interesa conocer la apertura máxima que ofrece para una focal dada. Ya que, habitualmente, la apertura máxima de un objetivo también puede variar con la distancia focal (en caso de ser objetivo zoom).

En cualquier caso, se suele decir que un objetivo es luminoso, para una distancia focal dada, cuando ofrece una apertura máxima superior o igual a f/2, es decir, f/2, f/1.8, f/1.4, f/1…

No obstante, la frontera no es absoluta y depende de otros factores, como, por ejemplo, de la distancia focal de la que hablemos.

Así, un teleobjetivo con apertura máxima f/2.8 también puede considerarse como un objetivo muy luminoso, puesto que lograr tal cantidad de luz en focales largas es realmente difícil.

objective-426247_1280-734x528

 

Algunos Ejemplos de Objetivos Luminosos

Ya sabes lo que son y cómo saber si catalogar a un objetivo como luminoso o no. Ahora lo suyo es que te presente algunos ejemplos, ¿verdad?

Pues bien, te voy a hablar de algunos ejemplos asequibles que, si estás interesado, pueden darte un buen servicio.

Como verás, se trata de objetivos de focal fija, pues las complicaciones ópticas para fabricar un objetivo muy luminoso se multiplican si además queremos que sea zoom.

photographer-301530_1280-734x489

 

Y, al final, estas complicaciones se traducen en un incremento de precio que la mayoría no podemos o no queremos asumir.

Así que, únicamente te hablaré sobre objetivos de focal fija, puesto que los zooms luminosos se van, y mucho, de precio. Aquí tienes algunos de los objetivos luminosos más interesantes del mercado.

  • Nikon 35mm f/1.8G AF-S DX
  • Nikon 50mm f/1.8 D AF
  • Nikon 50mm f/1.4 G AF-S G
  • Nikon 85mm f/1.8 D AF
  • Canon EF 50mm f/1.8 II
  • Canon EF 50mm f/1.4 USM
  • Canon EF 85mm f/1,8 USM
  • Sigma 30mm f/1.4 EX-DC HSM SLD
  • Sigma 50mm f/1.4 EX DG HSM
  • Olympus Zuiko OM 50mm f/1.2 (ó f/1.4 ó f/1.8)

 

Por supuesto, hay muchos más (marcas, modelos y focales). Eso sí, de la gama entre los 100 y 500 Euros, probablemente sean los objetivos más representativos del mercado. ¿Conoces tú alguno más?

Los “Fueras de Serie”: Bajando de f/1

Obviamente, además de objetivos “para todos los bolsillos”, como los que te he mostrado en el apartado anterior, existen auténticas “bestias” que incluso se atreven a bajar de la barrera de f/1.

f0.95

Es el caso, por ejemplo, del f/0.95 de Canon que puedes ver en la imagen de la derecha. Por lo que he podido indagar, el precio en el mercado de este 50mm podría estar por encima de los 700 Euros.

Estos objetivos son auténticas obras de arte que requieren de diámetros espectaculares y una combinación de lentes en su interior precisa y de altísima calidad para evitar aberraciones y lograr la nitidez necesaria y exigida por su precio.

Pero no creas que éste es el objetivo más luminoso que se ha construido nunca. Ese honor hay que concedérselo a un objetivo con una historia francamente particular.

Se trata del ZEISS PLANAR 50mm f/0.7. Sí, sí, un objetivo con una apertura máxima de f/0.7, que bate todos los récords.

Como te digo, la historia de este objetivo es realmente curiosa. Inicialmente creado por la empresa Zeiss para la NASA, saltó a la fama por ser adquirido y empleado posteriormente por Stanley Kubrik en su película “Barry Lindon” (1975). Película que ganó ese mismo año el Óscar a la mejor fotografía.

¿Y Para Qué Quiero un Objetivo Luminoso?

Sí, está muy bien. Ya sabes qué es un objetivo luminoso, los límites actuales y la perfección que hay que lograr en el proceso de construcción para acercarse a esos límites. Pero, ¿para qué puedes querer un objetivo de esos?

A continuación te muestro algunos usos para los que contar con un objetivo luminoso podrá ser muy útil. A veces, incluso fundamental.

6982194816_2906e8358e_k-734x489

foto por Matteo Paciotti (licencia CC)

  • A nivel compositivo, el trabajar con un objetivo muy luminoso te ofrece la posibilidad de manipular la profundidad de campo a tu antojo. Sólo con este tipo de objetivos podrás reducirla al máximo y potenciar el enfoque selectivo en tus fotos.
  • Por supuesto, además de como elemento compositivo, la posibilidad de abrir más el diafragma que con objetivos normales permite lograr exposiciones correctas en entornos poco iluminados y sin necesidad de subir la sensibilidad ISO o incrementar el tiempo de exposición. Son los objetivos más adecuados para fotografía en interiores, como, por ejemplo, en teatros o conciertos y, por supuesto, para fotografía nocturna. No sólo por su gran apertura, sino también por su mayor calidad y nitidez.
  • En técnicas como el bokeh, o el bokeh con formas, se pone claramente de manifiesto no sólo la luminosidad de un objetivo sino también la calidad y definición del objetivo sobre los objetos enfocados y la suavidad y armonía en la zona no enfocada de la imagen.

crocus-697469_1280-734x487

 

Seguro que a ti se te ocurren más usos para objetivos luminosos que, a buen seguro, ya te han dado excelentes resultados en tus fotos.

¡Cuéntanoslos!, ¡háblanos sobre tus experiencias con este tipo de objetivos!, si ya te has decidido y te has comprado uno, si aún estás indeciso, si nos recomiendas decantarnos por unos u otros…

Tomado de www.dzoom.org.es