Tag Archives: fotografodequince

5 consejos a oír si tus fotos de quince en Cuba son en exteriores

cuba-quinceanera-fotos-habana-15-0312

Muchas quinceañeras prefieren el estudio por su intimidad y por el control que puede tenerse del ambiente. Algunas lo escogen porque consideran que se obtienen tomas más elegantes o artísticas. Pero cada persona es un mundo. Y solo tú puedes decidir dónde te sentirás mejor el ansiado día.

Tal vez la opción sea repartir las fotografías en cada escenario. Hagas lo que hagas, presta atención a estos detalles para que nada se te vaya de las manos. Sé feliz y cuida el momento para que sea un recuerdo perfecto.

  1. Que la luz sea tu amiga. Si algo mágico tienen estas fotografías es la ventaja de la luz natural. Por eso, no sufras ante ella, aprende a aprovecharla. Escoge bien el momento del día en el que harás tu sesión de fotos para que la iluminación sea tu aliada incondicional.
  2. No voltees la espalda al clima. Para decidirte por el lugar de tu sesión, debes prever al menos las condiciones climáticas de la estación del año en la que estás y del sitio en el que vives. Planifica con anterioridad el sitio escogido de acuerdo al clima que debe tocarte. Y si estás en una región inestable, mejor ten una segunda opción a mano.
  3. El sol con medida. Aunque es cierto que la iluminación ambiental es enriquecedora, planea con detenimiento el momento de tus instantáneas. Nunca deberás tomarlas en los momentos climáticos del día ni en un ambiente demasiado castigador. Sufrirás el calor y tu maquillaje y peinado tampoco la pasarán tan bien.
  4. Aprovecha el tiempo. Una vez en el sitio predilecto, optimiza la realización de las actividades de tal modo que te alcance el mejor horario. Planear de antemano el orden en el que lo harás todo es una buena estrategia para no apurar el día.
  5. Tú eres la quinceañera. Aunque selecciones el lugar de fotos de acuerdo al paisaje natural que te acompañe, recuerda que lo esencial eres tú. No renuncies al protagonismo que te corresponde para privilegiar el fondo hermoso. Conversa con tu fotógrafo y ajusten ese detalle.

10 planes de última hora antes de celebrar los Quince

 

El apuro será mucho y habrá demasiada actividad en el ambiente durante los días antes de tu fiesta de 15 años en Cuba. Antes de que todo se ponga loco, toma la iniciativa y dedícate tiempo. Te hará crecer antes de llegar al momento esperado. Crea tu plan según lo que más te guste. Te regalamos provocaciones; ¡el toque final es tuyo!

  1. Viajar, siempre viajar. Prepara una excursión con tu familia o amistades en la que puedas hacer lo que te gusta. Será el punto de partida perfecto.
  2. Ayuda y ayúdate. Intégrate a algún grupo que haga cosas útiles por tu entorno. Cualquier momento es bueno para hacerlo. Pero mejor comenzar antes de tus 15 años. Madurarás mucho y te sentirás bien.
  3. Aprende ahora. Debes llegar con algunos conocimientos extras a tu fiesta de 15 años. Practica alguna receta de cocina, experimenta con una habilidad que te gustaría saber o acércate a un libro a soñar.
  4. Ensaya la ropa. Ve adquiriendo esas piezas que comenzarán a ser habituales después de que arribes a los 15 años. Asesórate en alguien de confianza y buen gusto. Recuerda que estás creando tu nueva imagen.
  5. Planifica un futuro mejor. Con tus 15 primaveras comienza una nueva etapa. Así que ve haciéndola más interesante y productiva. Prepárate para dar más.
  6. Alfabetiza tus gustos. Aprende a ver buenas películas, visita sitios interesantes y haz algo que no sea solo por diversión. No siempre es fácil pero resulta muy útil.
  7. Cambia tu entorno. Convierte tu cuarto en un sitio que se parezca más a ti. Dale personalidad y dótalo de tu espíritu. Notarás el cambio.
  8. Encuéntrate. Piensa bien en todo lo que quieres para tu celebración. Privilegia tus gustos y recuerda no caer en excesos. La sencillez es la clave de la perfección.
  9. Tradición ante todo. Conoce tu historia y la de tu familia. Saber de dónde venimos nos muestra a dónde vamos.
  10. Los 15 son lo primero. Ya vendrán otros entretenimientos después. Por ahora, concéntrate en vivir este momento.

5 claves para la “química” con el fotógrafo de tus 15 años

 

 

Será tu primera vez frente a las cámaras de modo casi profesional. Y no quieres pasar ese momento desprotegida. Te ayudamos a escoger a la persona ideal para tomar tus instantáneas.

Estás en Cuba o cualquier sitio del mundo y cumples quince años. Además de los cambios físicos y estéticos que ese momento trae consigo, por supuesto que no quieres dejar de tener tu sesión de fotos especiales. Nunca más volverás a cumplir 15; ya te lo han dicho muchas veces, pero la tensión por escoger nadie la ayuda a superar y como el fotógrafo es ese compinche que deberás tener cerca para sentirte cómoda, hoy te regalamos algunos secretillos para que acorten distancia y todo salga a pedir de boca.

  1. Escoge sin presiones. Estudia la obra de cualquier fotógrafo que te interese y no llegues a él sin tener una idea bien hecha de su trabajo. Debate sobre aquello a lo que no te expondrás y precisa los detalles en cuanto a ofertas, precios y estilos.
  2. Háblenlo todo. Desde la primera cita tengan todas las ideas claras de lo que quieren hacer en la sesión de fotos. No temas discutir en cuanto a lugar, cantidad de fotos, tipo de maquillaje o temas de vestuario y paisajes. Eres la dueña de tus quince años. Y él solo querrá ayudarte. Una buena comunicación es el secreto para el éxito.
  3. El tiempo es oro. No por gusto esta frase es famosa. Todo cuanto precises con suficiente adelanto estará más cerca de salir bien en caso de inconvenientes. Recuerda que los mejores fotógrafos y los sitios más especiales siempre tienen agendas complicadas. Piensa y escoge con antelación al mundo.
  4. Amor a primera vista. Si desde la primera cita no te sientes cómoda con esa persona que marcará tu vida, desecha la opción. Puede ser un profesional apto y un artista brillante, pero si sus caracteres no son compatibles o entiendes que no es una persona carismática, nada funcionará, o todo será más difícil.
  5. Escucha a la experiencia. Sin dejar de ser tú misma, sé capaz de aceptar sugerencias y consejos de la voz especializada. No violentes ninguno de tus conceptos, pero no quieras imponer tus verdades sin antes atender al profesional que escogiste. No te niegues al diálogo.